Parques y Jardines actúa sobre las procesionarias como parte del plan de fumigación anual que comenzó el pasado noviembre

“Los resultados de estos trabajos están a la vista ya que cada año tenemos menos presencia de procesionarias”, ha asegurado el concejal del departamento, Juan Antonio Carrasco (PSOE)

La empresa adjudicataria de las labores de fumigación actúa en todos los espacios municipales, e incluso en lugares especiales debido a la importante afluencia de público que haga necesaria la fumigación

 

Mijas, 15 de enero de 2019.-El concejal de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Mijas, Juan Antonio Carrasco (PSOE), ha visitado el parque del Chaparral para supervisar los trabajos de fumigación de procesionarias que vienen realizando los operarios desde el pasado mes de noviembre como parte del plan anual. Durante su visita, el edil ha informado que “ahora nos encontramos fumigando los pinos aledaños del parque debido a la importante afluencia de vecinos que utilizan estos caminos para el deporte, senderismo o paseos”.

 

“Estamos actuando desde principios de noviembre, cuando empezamos en zonas escolares y espacios municipales dentro del caso urbano, como parques. Ahora nos encontramos en la periferia con tres equipos de fumigación. Los resultados de estos trabajos están a la vista ya que cada año tenemos menos presencia de procesionarias”, ha asegurado Carrasco, quien ha admitido que “aún tenemos que seguir trabajando”.

 

La empresa adjudicataria de las labores de fumigación actúa en todos los espacios municipales, e incluso en lugares especiales debido a la importante afluencia de público que haga necesaria la fumigación. “Empezamos con la procesionaria para más tarde pasar a fumigar palmeras por el Picudo Rojo, y seguir con los olivos, etc. Fumigamos todo aquello que es necesario para mantener nuestra riqueza biológica”, ha afirmado el concejal.

 

Fuentes del departamento de Parque y Jardines señalan que el Chaparral suele ser una de las zonas más afectadas por las procesionarias debido al tipo de arboleda que existe, como los Pinos Canarios, que son los “preferidos” por las procesionarias. Con esto, también recuerdan que una parte del parque no es público por lo que los operarios no pueden actuar sobre ese terreno.