Las obras de remodelación integral de la segunda fase de la calle de La Unión finalizarán antes de Semana Santa

El edil de Infraestructuras del Ayuntamiento de Mijas, José Carlos Martín (Cs) ha visitado esta mañana los trabajos que sobrepasan el ecuador de su ejecución y que han supuesto la primera licitación conjunta entre el Consistorio y el municipio vecino de Fuengirola en una inversión de ambas administraciones que asciende a 600.000 euros

 

Mijas, 16 de enero de 2019.- El edil de Infraestructuras del Ayuntamiento de Mijas, José Carlos Martín (Cs), ha visitado esta mañana los trabajos de remodelación integral de la segunda fase de calle de La Unión que sobrepasan el ecuador de su ejecución y que han supuesto la primera licitación conjunta entre el Consistorio y el municipio vecino de Fuengirola. "Nos encontramos pasando el ecuador de esta actuación tan importante para ambas localidades donde, a pesar de las lluvias, el ritmo de la obra va respondiendo a los plazos marcados por lo que para antes de Semana Santa estarán finalizados", señala el concejal.

 

La empresa que resultó adjudicataria fue Pavimentos Morales S.L. por un importe de 590.532,47 euros y la inversión ha sido sufragada por los dos ayuntamientos en función de los metros cuadrados que le corresponden (52,3% Mijas y 47,7 % Fuengirola ). "La instalación de la red separativa de pluviales y fecales es lo más complicado de llevar a cabo en este proyecto y ya está concluido. Hablamos de tuberías de 80 centímetros de diámetro  que van a favorecer la evacuación de aguas evitando así los problemas de inundabilidad de la zona", asegura Martín.

Así pues, la reforma contempla al completo el tramo comprendido entre las calles Moreno Carbonero y San Javier, lo que se traduce en 265 metros lineales  y una superficie de 3.238 metros cuadrados. Aparte del saneamiento, la renovación contempla redes de abastecimiento de agua potable para aumentar la presión en las viviendas, telecomunicaciones, electricidad, y alumbrado público. "Las infraestructuras soterradas no son las únicas que van a contribuir a la mejora de la calidad de vida de los vecinos de la zona pues, en superficie, vamos a acometer una de las cuestiones más importantes para el equipo de gobierno de Mijas como es la eliminación de las barreras arquitectónicas", señala el edil quien añade que "los desniveles con los que ha contado la calle de La Unión durante años y la falta de accesibilidad hacían prácticamente intransitable esta vía para personas con movilidad reducida". En este sentido, cabe destacar que se están ampliando las aceras hasta un ancho mínimo de 1,5 metros y colocando 16 rampas a cota cero.  

De la misma manera, y como se recoge en el proyecto, a lo largo de toda la calle se van a colocar 23 farolas, 36 árboles en alcorques con grava drenante y se va a llevar a cabo una reordenación de los aparcamientos.

Mijas y Fuengirola, unidas por primera vez

No será en muchos pueblos o ciudades de España donde se dé la peculiaridad de que la mitad de una de sus calles pertenezca a un municipio y la otra a otro. Es por ello que para la reforma y mejora de esas vías es más que necesario ponerse de acuerdo y trabajar conjuntamente con el ayuntamiento vecino correspondiente. Y así lo hicieron los alcaldes de los dos municipios, Juan Carlos Maldonado y Ana Mula, quienes firmaron un convenio de colaboración para ejecutar los trabajos de remodelación integral de la segunda fase de calle La Unión.

 

Aunque la licitación pública ha recaído en el órgano de contratación mijeño, ambos ayuntamientos colaboran y comparten el control, la dirección, supervisión, fiscalización y aprobación de los trabajos de ejecución de las obras y su adecuación al proyecto, para lo cual han sido designados dos técnicos competentes (uno por consistorio) que intervienen conjuntamente en dichas tareas como responsables del contrato y su dirección técnica y facultativa.

 

El entendimiento y el diálogo entre administraciones vecinas está dando ya sus frutos en un logro conjunto que viene a mejorar la calidad de vida tanto de los mijeños como de los fuengiroleños en un bien común.