Yacimiento Roza de Aguado

EVOLUCIÓN HISTÓRICO-CULTURAL DEL YACIMIENTO

 

Periodo Histórico Estructuras
 Edad del Hierro I  Poblado
 Bajo Impero Romano  Restos Materiales

 

Se trata del yacimiento arqueológico más antiguo excavado hasta la fecha en Mijas, correspondiendo a la época fenicia y con una antigüedad de más de 2.600 años, el cual fue localizado en la Cala de Mijas durante la prospección superficial realizada con motivo de los informes de impacto ambiental del trazado de la Autopista de la Costa del Sol.

Está situado en una elevación situada al norte de La Cala de Mijas, junto al arroyo del mismo nombre, el cual en aquella época configuraba un amplio estuario por el que el mar llegaría hasta el propio yacimiento.

Excavación Roza de Aguado

Durante las excavaciones se localizaron varios muros de mampuesto de hasta 6 metros de longitud que delimitan una estancia de finales del siglo VII o principios del siglo VI a.C., de forma rectangular y un suelo muy simple. También se localizaron en superficie materiales de época tardorromana (siglo IV o inicios del V d.C.)

Los fenicios fueron un pueblo que ocupaba un estrecho territorio costero en Oriente próximo en las actuales Siria, Líbano e Israel, cuyas ciudades, en su mayoría, eran costeras y estaban situadas en pequeños promontorios que dominaban las ensenadas y bahías que servían de puertos naturales. Crearon una economía basada en el comercio que puso en contacto a distintas culturas de la antigüedad: egipcios, griegos, iberos, etc.

Los asentamientos fenicios de la costa malagueña mantienen un mismo patrón: unos en islas cercanas a la costa, otros en montículos igualmente en la zona costera y de no mucha altitud y en la mayoría de los casos junto a ríos que los separarán de la zona de necrópolis. Esos ríos les servían de comunicación con las poblaciones indígenas del interior con las que comerciaban con productos manufacturados como el vino y el aceite o incluso productos de lujo como marfiles, objetos de orfebrería y alhajas de origen egipcio, que intercambiaban por materias primas como los metales. Los fenicios introdujeron en la Península a través de la costa andaluza una serie de innovaciones como la cerámica a torno, el uso del hierro, técnicas en la salazón, y nuevas especies agropecuarias como el olivo y la vid.